coaching ejecutivo

Qué es y para qué sirve el coaching ejecutivo

Mucho se habla del coaching ejecutivo. No en vano, esta disciplina ha entrado con mucha fuerza en los últimos tiempos tanto en las organizaciones como a nivel personal, cuando hace unos 10 años, era un término casi desconocido.

De hecho, hoy en día es difícil encontrar una organización en la que la alta dirección y senior managers no hayan contratado en algún momento a algún profesional del coaching. Según una encuesta que se publicó en un artículo del HBR, las tres razones por las que los dueños de negocios contratan a los coaches son:

  • 48% para desarrollar a los ejecutivos de alto potencial
  • 24% para actuar como caja de resonancia
  • 12% para resolver temas de comportamientos específicos

¿Por qué el coaching empresarial crece a este ritmo?

La respuesta es muy sencilla: porque funciona.

El foco de la formación está puesto en el conocimiento de una determinada materia: el marketing, las ventas, las matemáticas, la ingeniería… donde cada profesional invierte miles de horas en aprender el máximo posible sobre un determinado área, para llegar a ser un experto en la misma.

Sin embargo, ese conocimiento llevado al día choca con algo no previsto en los planes de estudios, o incluso, en los programas formativos de las empresas: el resto de personas.

De los miles y miles de horas que se destinan por parte de profesional al conocimiento de su área… ¿Cuántas horas se han dedicado a la gestión de las emociones (por ejemplo)? ¿A saber gestionar la ira, o la rabia, o la tristeza, o la euforia que tantos problemas causan en las organizaciones? ¿O a entender el miedo que atenaza tantas buenas iniciativas? ¿O a conocer las lógicas distorsionadas y los puntos ciegos que determinan nuestra manera de ver el mundo?

Esto que denominan “habilidades blandas” son las más importantes en nuestro día a día, puesto que por ejemplo, un profesional de la ingeniería se podrá pasar 40 horas diarias calculando estructuras, pero toda su vida estará “acompañado” por sus emociones y pensamientos, que es lo que realmente determinará su calidad de vida.

El coaching proporciona una sabiduría interior que hace que veamos la vida con más amor hacia nosotros mismos y hacia todo lo que nos sucede. En una palabra, el coaching que practican (entre otros) los profesionales de Ingeniería del Crecimiento solo tiene un objetivo: encontrar paz.

¿Para qué sirve el coaching ejecutivo?

coaching ejecutivoTodo líder comienza su camino desde el interior. Sólo quien se conoce, actúa en coherencia con su verdad y avanza hacia un propósito, puede servir de guía a los demás.

El éxito futuro de las organizaciones se basa en la excelencia del liderazgo actual. Es como plantar semillas que crecerán más adelante. Si plantamos semillas de árboles frondosos, un bosque es lo que tendremos. Si las semillas son de arbustos, arbustos tendremos. En caso de que no plantamos nada, o directamente, destruimos nuestro jardín, eso es lo que tendremos.

En Ingeniería del Crecimiento, nuestro programa se focaliza en el crecimiento que los líderes de las organizaciones necesitan en el momento presente para crear ese futuro brillante. Trabajamos con alta dirección y senior managers para:

  • Que actúen con coherencia y desde su propia referencia.
  • Revelarles la lógica que esconden las situaciones emocionalmente intensas que ocurren cada día.
  • Mejorar drásticamente su capacidad de influencia más allá de la autoridad formal.
  • Renovar sus habilidades de comunicación.

¿Cuáles son las principales ventajas del coaching empresarial?

1.- Serenidad

Comprender qué es lo que te hace sentir rabia, miedo, estrés, ira, tristeza, inseguridad … y que estas emociones no te dominen, transforma el sufrimiento en paz. Desde esa tranquilidad, todo fluye de manera natural, sin esfuerzo.

2.- Aumentar el rendimiento

Estar conectado con tu esencia simplifica tu respuesta ante las situaciones del día a día. Esa simplificación hace que se disponga de más tiempo para lo realmente importante, frente a lo accesorio.

 3.- Mejorar tu comunicación

Comunicarás desde tu esencia, desde quien realmente eres, no guiado por tus impulsos o reacciones. Esa mejora en la comunicación conlleva la mejora en las relaciones interpersonales.

4.- Mayor adaptabilidad

Cuando cambia tu manera de ver el mundo, el mundo cambia ante tus ojos. Eso se traduce en una mayor flexibilidad y adaptación a un entorno altamente dinámico.

5.- Tener ideas más creativas

La obediencia, diligencia o inteligencia no tienen nada que hacer al lado de la iniciativa, la creatividad y la pasión. Cuando se sale del drama de la arena corporativa y se conecta con la esencia de cada individuo es cuando realmente surge la creatividad. 

6.- Liberar capacidades y recursos en la organización

La gestión pacífica de los líderes facilita el entorno en el que los colaboradores pueden expresar todas sus capacidades y talento, maximizando los recursos al servicio del propósito común.

¿Cómo funciona un proceso de coaching?

coachingUn proceso de coaching se basa en una serie de conversaciones entre el cliente y el coach en las que este último le va a mostrar, con total respeto (sin juicios ni críticas) qué lógicas distorsionadas están operando en su vida.

Así, el cliente (o coachee) una vez visto para qué le está ocurriendo en su vida todo lo que le está ocurriendo, decide si desea modificar (o no) la manera en la que actúa. En este punto, la responsabilidad de llevar al día a día esa nueva sabiduría es responsabilidad exclusiva del coachee.

En primer lugar, hay que decir que sesiones aisladas de coaching no tienen un gran efecto: se necesita de un proceso (generalmente, de 4 a 10 sesiones) para lograr un cambio de percepción profundo y duradero, si bien, el cambio se produce a cada instante, durante y/o después de la sesión de coaching.

¿Cuánto tiempo se necesita? Eso depende de lo que el coachee desee mostrar en cada sesión y practicar entre sesiones, pero por lo general, un proceso de coaching suele durar de 1 a 3 meses.

Si bajamos más en detalle, un proceso de coaching tiene tres hitos:

Paso 1.- Sesión previa.

Antes de comenzar el proceso de coaching, cliente y coach mantienen una entrevista para:

  • explicar cómo funciona el proceso,
  • despejar cualquier posible duda y
  • tratar un tema específico que proponga el cliente, para que pueda comprobar “de motu proprio” de lo que se está hablando.

De este modo, el cliente conoce de manera práctica y en primera persona cómo funciona y los resultados que se obtienen.

Paso 2.- El proceso de coaching propiamente dicho.

Una vez elegida la modalidad (presencial u online -teléfono, videoconferencia..-), se mantienen sesiones semanales donde los coachees obtienen con total confidencialidad y exclusividad una información de alto valor sobre sí mismos:

  • por qué operan de un modo determinado,
  • por qué se encuentran con situaciones conflictivas que les causan sufrimiento en su vida y
  • cómo pueden salir de esa “rueda del hámster” en la que se ha convertido su día a día.

El resultado es una transformación a través de las nuevas lógicas y las herramientas necesarias para gestionar las situaciones concretas del día a día.

Paso 3.- Seguimiento.

Una vez terminado el proceso, el cliente tiene la opción de mantener sesiones puntuales en las que tratar temas concretos.

Ingeniería del Crecimiento, coaching para descubrir tu liderazgo

Si quieres descubrir ese líder que llevas dentro, conecta con nosotros y te ayudaremos a encontrarlo. En Ingeniería del Crecimiento, creemos en el líder que hay en ti.

 

CONECTA CONMIGO

Menú